NOTICIAS


Participa en un nuevo paradigma educativo. Regístrate y recibe estas noticias por email.

ZONA RESERVADA PARA COLABORACIONES ESTRELLA, PREFERENTE Y ESTATAL. INFÓRMATE AQUÍ.

5 APRENDIZAJES DE UNA PROFESORA QUE REDISEÑÓ SU SALA PARA POTENCIAR EL APRENDIZAJE

Publicado 21/05/2016 23:15:42  | EDUCA  | Gestión del aula  | Noticia 746  | 7876 visitas

5 APRENDIZAJES DE UNA PROFESORA QUE REDISEÑÓ SU SALA PARA POTENCIAR EL APRENDIZAJE

Si bien los contextos varían mucho dependiendo del país en el que estemos, los grandes desafíos y preguntas respecto a la educación suelen repetirse aquí y al otro lado del mundo. Repensar el espacio educativo para potenciar los aprendizajes de los estudiantes está siendo uno de ellos.

Hace un tiempo compartimos una nota sobre el MAFA (proyecto de Modelamiento del Ambiente Físico de Aprendizaje), experiencia local que se está aplicando en varios jardines de la capital. Ahora queremos invitarlos a leer la experiencia de una profesora norteamericana (Kayla Delzer) que se atrevió a rediseñar toda su sala, apostando por la flexibilidad y el pensar cada detalle con foco en el aprendizaje. ¿Cuáles han sido sus conclusiones? Tradujimos un extracto de este interesante artículo para que ahora tú puedas enterarte de qué están haciendo profesores de otros países respecto a este desafío:

REDISEÑO DE LA SALA DE CLASES CENTRADO EN LA FLEXIBILIDAD DE LOS ASIENTOS Y EN LOS ESTUDIANTES.
Por Kayla Delzer, profesora de segundo básico y consultora en educación.

Recuerdo exactamente cuándo tuve un momento de inflexión que me cambió como profesora para siempre. De hecho, inspira mi columna en EdSurge, “Por qué las salas del siglo 21 deberían recordarte a Starbucks”. Trabajaba en mi presentación para TEDx en el local de Starbucks al que suelo ir, miré alrededor y me di cuenta que todos se veían felices, comprometidos con sus trabajos y relajados. Algunos elegían sus sillas y mesas tradicionales mientras yo optaba por una grande y cómoda con mi computador apoyado en mis muslos. La música relajante, luminosidad perfecta, y todo el ambiente de la cafetería fue favorable para la variedad de aprendices. Si deseaba cambiar mi asiento durante mi estadía, era libre de hacerlo. Aquí fue cuando decidí que nuestras salas de clases en el 2015 y 2016 deberían verse radicalmente diferentes, como nunca antes lo habían hecho. Esto es lo que he aprendido:

1.SOLUCIONAR PROBLEMAS AHORA = SOLUCIONAR PROBLEMAS DESPUÉS

Soy una fiel creyente en mantener el foco en lo que es realmente importa: los estudiantes. Si la motivación estudiantil y un alto compromiso desde su parte son el verdadero deseo al final del juego, entonces nosotros como profesores debemos adaptarnos junto a nuestros alumnos en nuestras salas de clases. Ver que algunas salas de clases lucen igual a como lo hacían hace 70 años es vergonzoso. Los estudiantes con los que compartimos la sala de clases no conciben la vida sin una conectividad constante, wi-fi o una audiencia global. Fuera de las ventanas de nuestro salón de clases hay un mundo dinámico, vertiginoso y cambiante, lleno de opciones. ¿Cómo esperamos que nuestros estudiantes solucionen problemas y tomen decisiones de manera independiente si nosotros estamos constantemente resolviendo sus problemas y tomando decisiones por ellos? Nuestros ambientes de aula deben ser propicios para abrir la comunicación, creatividad y pensamiento crítico. Esto simplemente no se puede hacer cuando los niños están sentados en filas frente a un escritorio todo el día. Considera involucrar a tus estudiantes en un proyecto de rediseño de su sala de clases con el modelo de Launch Cycle mencionado por A.J. Juliani en su blog.

2. ¿QUÉ DICE LA INVESTIGACIÓN?

Todo lo que hago en mi sala de clases está basado en investigación y en las mejores prácticas para los niños. Rediseñar mi sala de clases no fue diferente. Descubrí que uno de los beneficios inmediatos de la flexibilidad en cómo se sientas mis estudiantes era que se quemaban más calorías, usando el exceso de energía, mejorando el metabolismo, incrementando la motivación y el compromiso, creando un mejor flujo de oxígeno hacia el cerebro y mejorando la fuerza central y la postura en general. No sorprende que la actividad física esté relacionada con un mejor rendimiento escolar, mejor salud y mejor comportamiento. De hecho, un artículo de Matthew T. Mahar   dice que:

“Actividades simples en clase pueden aumentar el desempeño. Los estudios sugieren que los niños que participan en períodos cortos de actividad física en el salón tienen un comportamiento más concentrado en las tareas, con la mayor mejora vista en estudiantes quienes son los últimos en tener esa concentración inicialmente”.

Adicionalmente, si buscas convencer a tus directores que los asientos flexibles son adecuados para tus estudiantes o para toda la escuela, mi director Jason Markusen tiene interesantes ideas al respecto. Finalmente, Erin Klein, con su rediseño de sala de clases basado en el cerebro, fue mi primera inspiración. Ella me motivó a “deshacerme de los escritorios”.

3. REDISEÑO DE LA SALA DE CLASES CON UN DETERMINADO PRESUPUESTO

Rediseñar una sala de clases por completo no tiene que ser caro, especialmente con la ayuda de Donors Choose. Por supuesto, los bancos Hokki en mi sala de clases cuestan alrededor de $100 US cada uno, pero otros objetos se pueden encontrar en el rango de gratis hasta $30 US. Si quieres rediseñar tu sala de clases con un presupuesto, comienza por comprar alfombras de baño o esterillas de yoga, y levanta una mesa a una altura apropiada usando elevadores de camas. O simplemente quítales las patas a una mesa y añade almohadas o core discs para que los estudiantes se sienten. Las cajas descritas en mi sala de clases cuestan alrededor de tres dólares cada una. La mayoría de los colgadores y lámparas fueron tomadas desde mi casa, con la excepción de los marcos de The Dollar Store. Los padres son también una gran fuente de ayuda para las donaciones de las salas de clase. Generalmente ofrecen dinero para ayudar, pero no tiempo, así que no temas preguntar.

4.REDISEÑAR Y CÓMO ESTO INCIDE EN EL MANEJO DE LA SALA DE CLASES

Tengo una fuerte convicción de que tan sólo cambiar los escritorios por mesas no asegura una más alta motivación, compromiso o responsabilidad. Rediseñar una sala de clases o implementar la flexibilidad de asientos no asignadas es un cambio a tanto la estructura como la filosofía de la docencia; un cambio total de mentalidad. De hecho, los profesores necesitamos una intuición aguda sobre el lugar de trabajo de los estudiantes y su nivel de compromiso en todo momento. Debemos crear la voluntad de entregar el poder de la organización del aula a los estudiantes, para que ellos las elijan. He descubierto que mientras más poder entrego en nuestra sala de clases, más poder recibo de vuelta. También me he dado cuenta de que ayuda a mis estudiantes a hacerse más auto conscientes sobre el tipo de asientos y ambiente que los haga aprender mejor. Y están empoderados por la oportunidad de tomar decisiones.

5.LA MEJOR PRÁCTICA COMIENZA AHORA

Usualmente me preguntan: “¿Por qué debería poner en práctica la flexibilidad de los asientos si el próximo año el profesor no lo hará?” Esta es mi respuesta: Los profesores jamás deben fundamentarse en lo que pasa este año o el siguiente, de lo que el profesor hace y lo que no. Si mejora la práctica de los niños, hazlo. Recuerda, nuestra sala de clases debe centrarse en al estudiante y no en el profesor.

ZONA RESERVADA PARA COLABORACIONES PARTICIPANTE, PROVINCIAL Y REGIONAL. INFÓRMATE AQUÍ.


* Si quieres denunciar una mala praxis en la utilización de los comentarios, contacta con nosotros en el correo administracion@laeducacioncuantica.org.
Se guardará la confidencialidad de la denuncia.

Volver