NOTICIAS


Participa en un nuevo paradigma educativo. Regístrate y recibe estas noticias por email.

ZONA RESERVADA PARA COLABORACIONES ESTRELLA, PREFERENTE Y ESTATAL. INFÓRMATE AQUÍ.

“DEBO TRES MESES DE ALQUILER PORQUE EDUCACIÓN AÚN NO ME HA INGRESADO LA BECA”

Publicado 15/02/2016 22:46:24  | DENUNCIA  | Política  | Noticia 347  | 1345 visitas

Los padres de María están desempleados y no pueden ayudarla a hacer frente a sus gastos

Los alumnos denuncian que se está produciendo el mayor retraso en el ingreso de becas de los últimos cuatro años, pues la tanda que Educación suele ingresar en enero aún no se ha hecho. El propio mecanismo de ayudas provoca que muchos estudiantes no reciban dinero incluso hasta seis meses después de haber empezado el curso. Andrea Mendoza, alumna de Estudios Hispánicos de 21 años, no puede hacer frente al pago del alquiler y sobrevive gracias a la ayuda de su pareja y amigos.

#MinistroDameMiBeca es el hashtag que decenas de estudiantes utilizaron hace unos días para visibilizar el retraso que, según denuncian, se está produciendo en el ingreso de las becas que anualmente concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Afirman que es la mayor demora de los últimos cuatro años, pues la tanda de ingresos que suele producirse en enero y aún no lo ha hecho, a pesar de que los alumnos ya han recibido la confirmación de que la ayuda ha sido adjudicada.

El Ministerio de Educación, que no ha contestado a las preguntas de eldiario.es y que cerró el plazo para pedir las becas el 18 de octubre, tiene hasta el mes de abril para tramitarlas. Es durante este tiempo cuando los estudiantes irán obteniendo la resolución y los ingresos llegarán desde mediados de diciembre. En primer lugar, se concede una parte fija que contempla ayudas por renta y residencia, que como máximo suelen llegar en abril, y en segundo lugar, la llamada parte variable, que extiende el plazo hasta casi final de curso y que Educación asigna con una fórmula matemática difícil de interpretar y basada en datos de casi imposible acceso.

"Normalmente hay cinco o seis tandas de pago de la parte fija en un curso, pero este año la de enero sigue sin pagarse a pesar de que tenemos casos de becas aceptadas desde finales de diciembre", comenta Aaron G. Según los cálculos de la plataforma, esta misma tanda se produjo en 2012 el 23 de enero; el 31 un año más tarde; entre el 2 y el 4 en 2014 y el 4 de febrero en 2015.

Aaron es uno de los administradores de la página web dudasbecasmec.com, que incluye artículos con el objetivo de resolver las incertidumbres que el complejo sistema de becas suele generar entre los alumnos. El espacio lleva una temporada recibiendo decenas de testimonios de estudiantes que aún no han recibido el dinero que les corresponde, lo que da lugar a "situaciones económicas realmente asfixiantes".

Casos que no solo son consecuencia del retraso que se está produciendo este año, si no del propio mecanismo de ayudas del Ministerio, que provoca que muchos estudiantes en situaciones precarias no reciban dinero incluso hasta seis meses después de haber empezado el curso. Es una de las quejas tradicionales de la comunidad educativa, que avisa de la poca efectividad del sistema. El sentido de las ayudas es que los alumnos puedan sufragar los gastos derivados de estudiar, que en algunos casos incluyen hacer frente a un alquiler, pero el curso suele dar comienzo a mediados de septiembre y muchos deben afrontar varios meses en los que no perciben ningún ingreso.

Andrea: "Debo tres meses de alquiler"

La solicitud de beca de Andrea Mendoza lleva resuelta y aprobada desde finales de diciembre, sin embargo, aún sigue esperando a que los dígitos de su cuenta bancaria reflejen los 3.000 euros que Educación le ha concedido de parte fija. Esta valenciana de 21 años vive en la localidad de Palmera, donde tiene que hacer frente al pago del alquiler del piso. Para ella, este tercer curso del grado de Estudios Hispánicos se ha convertido "en una ardua tarea de supervivencia", confiesa.

Reconoce que a estas alturas otros años la beca ya le había sido ingresada. Actualmente hace frente a los gastos "imprescindibles" gracias a la ayuda que le prestan su pareja y algunas amigas, pero "debo tres meses de alquiler", afirma. "En casa no pueden sacar de donde no hay, mi madre apenas trabaja y mis dos hermanos también están estudiando". Andrea se ha visto obligada a renunciar al curso de inglés que quería realizar este año y a los congresos o jornadas que realiza la universidad. "Estudiar e intentar olvidarte por un segundo de las facturas acumuladas es casi imposible", comenta.

María: "Ceno lo mismo casi todas las noches"

María González es gaditana, pero está realizando las prácticas de enfermería en la localidad granadina de Motril. El ministerio le envió la resolución de su beca el pasado 28 de enero y desde entonces espera a que se la ingresen. No ha pasado demasiado tiempo desde entonces pero la situación de esta joven de 26 años, que puede pagar el alquiler gracias a la ayuda de su primo, convierte cada día en una agónica espera. "Me he visto obligada a ahorrar todo lo posible en la compra semanal, cenando lo mismo casi todas las noches, un sandwich o una ensalada", explica.

La crisis se ha cebado con la familia de María y aún no se ha recuperado. De hecho, sus padres se encuentran desempleados desde hace más de cinco años y el único dinero que entra en casa son los 413 euros mensuales que cobra su padre. "Los otros años que he sido becaria me ingresaron la cuantía el 23 de diciembre", afirma María, que explica así lo que esta situación le está generando: "Paso los días muy estresada, incluso estoy encontrando dificultades para conciliar el sueño".

Alejandro: "Este año se están retrasando más"

Alejandro Molina ni siquiera ha recibido en su cuenta de correo el email con el que el Ministerio de Educación comunica a los estudiantes si la beca ha sido aprobada. Otros cursos, dice, "han tardado bastante, pero este se están retrasando más". Admite que su situación familiar "no es mala, se puede comer, pero los continuos pagos causan meses malos, de ahí la necesidad de pedir la beca".

Su padre es el que se encarga actualmente de pagar el alquiler al que Alejandro tiene que hacer frente en Murcia, donde estudia Enseñanzas Superiores de Murcia en la especialidad de trompeta. "Luz y agua, una media de 100 euros cada dos meses; internet, unos 35 euros al mes, fotocopias, unos 20 euros mensuales; transporte, comida...", enumera Alejandro. "La beca es en teoría para cubrir gastos durante el curso, pero yo intuyo que a este paso me ingresarán el dinero una vez finalizado el curso, siendo un sistema bastante ineficaz para estudiar", critica.

ZONA RESERVADA PARA COLABORACIONES PARTICIPANTE, PROVINCIAL Y REGIONAL. INFÓRMATE AQUÍ.


* Si quieres denunciar una mala praxis en la utilización de los comentarios, contacta con nosotros en el correo administracion@laeducacioncuantica.org.
Se guardará la confidencialidad de la denuncia.

Volver